Tengo paneles solares ¿y ahora qué hago?

Mantener un sistema de energía solar es relativamente sencillo, no requiere de mucha inversión, pero para asegurar la vida útil productividad y seguridad del sistema por muchos años es necesario siempre contratar con empresas serias y responsables certificadas en las buenas prácticas de la industria.


Por Allan Pérez*

Cada día más hogares y empresas en el país y en el mundo se unen al movimiento de energía solar. Según la base de datos de la International Renewable Energy Agency (IRENA), el 25% de la capacidad instalada de energías renovables en el mundo, corresponde a solar. Por lo que cada panel que se instala en nuestro país es un pequeño grano de arena que aporta a la transformación energética del planeta.

Los sistemas de conexión a red, en su gran mayoría, cuentan con sistemas de monitoreo web, por lo que una de las primeras recomendaciones es asegurarse con la empresa que instaló el sistema, que sea dado de alta, así es posible revisar desde nuestra computadora o celular los niveles de generación y tener certeza del que nuestros paneles están generando de forma óptima.

Muchos de los inversores usados en este tipo de instalación, tienen pantallas donde es posible observar algunos detalles de su funcionamiento, no está de más mirar la pantalla una vez a la semana al menos para verificar que no haya alguna alerta.

Al final del proceso de instalación, cuando aplique para los sistemas en medición neta, debemos estar seguros de que se firmó un contrato de generación distribuida con la empresa eléctrica y que los medidores quedaron configurados y operando correctamente. Nadie quiere llevarse sorpresas luego y recibir facturas eléctricas que no tienen bien aplicados los debidos balances netos de energía. Consultar con la empresa de energía solar ese tema y tener la seguridad de que todo quedó tramitado evitará problemas luego. En esa misma línea, recordar solicitar cada mes a la empresa eléctrica un registro de energía generada, importada de la red (consumida de distribuidora) y exportada hacia la red (excedentes). Este balance nos permite tener respaldos ante algún error en el cobro y mantener así seguro nuestro ahorro esperado.

La cantidad de energía que recibimos del sol cada mes es diferente, por lo que será normal y esperado, tener datos de generación distintos todos los meses, con mayores cantidades de energía en los meses de verano claramente. Debemos asegurarnos de instalar los paneles en un lugar sin sombras a lo largo del año. Alguna rama que crezca sobre los equipos deberá ser podada, la mayoría de los sistemas sufren de pérdidas de energía con solo tener sombra sobre uno de sus paneles, pues cada panel es parte de una secuencia en la que todos deben recibir igual cantidad de radiación solar. Por lo que tener siempre en mente reducir las sombras nos ayudará mucho.

Con respecto al mantenimiento de los equipos, se recomienda que éste se haga cada año o al menos cada 18 meses, además que sea ejecutado por la misma empresa que instaló el sistema y que esté autorizado y capacitado por los fabricantes, para no perder las garantías de los equipos. Dicho servicio, incluye la limpieza de los equipos, que ayuda al sistema a generar la energía prometida y así evitar que el polvo, humedad u otros factores ambientales reduzcan el desempeño de los equipos.

El mantenimiento también incluye la revisión técnica de los inversores, que son equipos electrónicos, con componentes complejos que operan en conjunto de forma sincronizada, este elemento es de suma importancia pues se encarga de enlazar nuestro sistema con la red de la calle. No debe ser manipulado sin supervisión de un técnico ni mucho menos abrir sus carcasas. Por lo que, se revisan los puntos de conexión de los diferentes cableados y que no estén generando calor en lugares indebidos.

Casi todas las marcas de inversores generan reportes que indican alertas tempranas a tomar en cuenta o fallos mayores para ser reparados. A pesar de que se compren inversor adecuados para uso en exteriores, siempre será recomendado instalar un pequeño techo que lo cubra de lluvias y de los rayos directos del sol, esto le dará una mayor vida útil. No deben ser encierros que cubran por completo los inversores, pues lo ideal es que estén en una zona ventilada. Algunas plataformas de monitoreo web operan con el WiFi, si en algún momento se va a cambiar la contraseña del mismo, lo mejor será contactar con el instalador para que se realicen los cambios en la configuración y no se pierda la comunicación con la plataforma.

Las tuberías eléctricas que se instalan para canalización de cableado no son para otro uso, no deben ser usadas para colgar ningún elemento y cada año o cada dos años el electricista de confianza puede revisar las uniones y asegurarse de que están bien y que la tubería no va a perder estabilidad estructural. En el caso de tuberías subterráneas, será vital saber las zonas por donde viajan para nunca excavar en ese sitio.

Mantener un sistema de energía solar es relativamente sencillo, no requiere de mucha inversión, pero para asegurar la vida útil productividad y seguridad del sistema por muchos años es necesario siempre contratar con empresas serias y responsables certificadas en las buenas prácticas de la industria.

Ahora podrás comentarlo con amigos y familia, para seguir transformado el mundo a uno más sostenible.

*Cámara de Generación Distribuida


PulsoCR

Suscríbete al boletín de PulsoCR, y mantente enterado de las últimas noticias y los mejores artículos, a través de nuestro sitio web.

    PulsoCR /

    Redacción del medio costarricense PulsoCR.com. Nacimos en 2018 para quedarnos en una era donde los medios olvidan estilos narrativos sumamente poderosos.

    RESPUESTAS