Protejamos la riqueza en tiempo de crisis

La llegada del COVID-19 nos ha enseñado la importancia de mirar más hacia adentro, donde nos garanticemos la protección de nuestros agricultores y nuestros recursos, fortaleciendo cada día los mercados existentes y, permitiendo la trasformación de nuestras instituciones con miras siempre hacia la eficiencia.



*Por Rogis Bermúdez Cascante.

La riqueza de un país estará siempre asociada a la protección de sus recursos naturales; de sus agricultores, que siembran la tierra para alimentar a la población; de la educación obligatoria y gratuita y, a la inversión social en apoyo a los más necesitados.

Si bien es cierto, Costa Rica dedica más de un 50% de su cobertura territorial a la producción agropecuaria.

Entonces, ¿por qué dependemos en gran medida de la importación de productos básicos como el arroz, frijol y maíz? Pareciera ser que la respuesta está en la visión política de más de treinta años.

Como medida correctiva y de prevención, desde el 2018, la propuesta interinstitucional ha sido el trabajo enfocado en el fortalecimiento del sector agropecuario nacional, con programas de apoyo y fomento a la producción para recuperar áreas de siembra y eficiencia en la productividad.

Paralelamente, se han hecho grandes esfuerzos en el desarrollo de infraestructuras para el almacenamiento y seguridad alimentaria, así como también centro de valor agregado para la transformación y extensión del ciclo de la vida de los productos nacionales, permitiendo la generación de nuevos mercados internos, y el impulso a iniciativas de exportación.

Ahora bien, la estrategia debe continuar con el encadenamiento de los tres procesos fundamentales: (producción + infraestructura + mercados); sin embargo, para cada uno de estos procesos se requiere especificar otras tareas esenciales como: financiamiento, tecnología y eficiencia productiva, o apertura de nuevos mercados internos para beneficio del micro y pequeño productor.

La sostenibilidad de los recursos naturales, la capacidad productiva y la gran visión de los gobernantes, es en gran medida la ecuación que refleja la riqueza de un país, pero con claridad de ser visto a lo largo de un horizonte, no menor a 20 años.

La llegada del COVID-19 nos ha enseñado la importancia de mirar más hacia adentro, donde nos garanticemos la protección de nuestros agricultores y nuestros recursos, fortaleciendo cada día los mercados existentes y, permitiendo la trasformación de nuestras instituciones con miras siempre hacia la eficiencia.


*Bermúdez es Presidente Ejecutivo del Consejo Nacional de Producción (CNP). 

*La opinión expresada en este espacio no necesariamente representa la línea editorial de PULSOCR, sino exclusivamente responsabilidad de su autor.


PulsoCR

Suscríbete al boletín de PulsoCR, y mantente enterado de las últimas noticias y los mejores artículos, a través de nuestro sitio web.

    PulsoCR /

    Redacción del medio costarricense PulsoCR.com. Nacimos en 2018 para quedarnos en una era donde los medios olvidan estilos narrativos sumamente poderosos.

    RESPUESTAS