Ottón Solís a diputados: ‘Hagan todas las preguntas’

El exdiputado y excandidato presidencial devolvió el guante a los legisladores que lo cuestionan y se mostró abierto a ir al Congreso a rendir cuentas.

Ottón-Solís-Portada


Ottón Solís, estará ahora en el BCIE. Foto: Esteban Mora/PulsoCR.com

El excandidato presidencial y exdiputado del PAC, Ottón Solís, respondió a los cuestionamientos hechos por diputados del PLN y el Republicano que piden su cabeza en el BCIE por declaraciones que hizo en el 2010 en torno al financiamiento de su agrupación.

«Estoy a total disposición de las y los diputados que han cuestionado mis actuaciones para que me hagan todas las preguntas que consideren pertinentes. Me trasladaré, si así lo disponen, a la Asamblea Legislativa, para que en el marco que lo deseen indaguen, cuestionen y repregunten las veces que lo consideren necesario», apuntó Solís en un comunicado de 13 puntos publicado este domingo.

La semana anterior, tras una publicación del medio digital elmundocr.com que fue retomada por el diputado del Partido Republicano Dragos Donalescu, a Solís se le vinculó con el planeamiento de la estafa por la que fueron condenados por estafa dos partidarios y de forma solidaria, el Partido Acción Ciudadana (PAC), luego de una investigación del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que fue elevada al Ministerio Público.

Tanto Donalescu, como algunos diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), en cuenta el secretario general de los verdiblancos, pidideron la renuncia de Solís del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), donde se desempeña como director por Costa Rica.

«Ottón Solís, quien se creía el paladín de la ética y dijo que el PAC debía desaparecer si se demostraba la estafa en la campaña, es nuestro representante al BCIE. Ante la gravedad de lo dicho, y dado que el PAC fue condenado por estafar a Costa Rica, lo que procede es que renuncie”, apuntó Viales.

Entre los señalamientos, le achacaron estar al tanto e incluso promover la estafa de contratos falsos que permitieron al PAC cobrar la deuda política tras la campaña electoral del 2010, tomando como base estractos de una intervención del político durante una Asamblea del partido.

El desmentido

Solís por su parte, señaló que su intervención de la asamblea partidaria del 2010 fue sacada de contexto para acusarlo «de conocer, e incluso, de haber fraguado, las acciones que terminaron con la condena del PAC. La ética y el buen uso de los recursos públicos siempre han motivado mis actuaciones, y en aquella ocasión no fue la excepción», señaló Solís.

El político recalcó que su intervención pretendía echar atrás una decisión de la Asamblea del PAC en la que se modificó el estatuto de la agrupación para ampliar el margen de cobro de la deuda política.

«Las palabras por las que hoy se me acusa son parte de esa intervención, que tenía como único objetivo que las campañas del PAC le costaran menos a las finanzas públicas. Quién lea todo mi discurso ante la Asamblea del PAC, comprobará que mi sola intención era ahorrar recursos al Estado», señaló Solís.

En su documento, Solís insiste en que sus palabras pretendían cambiar la decisión de los asambleístas que insistían en la posibilidad de accder al total de la deuda política que les correspondía luego de cada proceso electoral, sin embargo, para Donalescu y algunos diputados verdiblandos, las palabras del excandidato dejaban ver que sí conocía la mecánica de estafa por la que el PAC fue condenado y por lo que adeuda ¢800 millones al Estado.

PUEDE LEER: Condena contra exdiputada debilita discurso ético del PAC

«Desde la fundación del partido yo había promovido reiteradamente la mística y el voluntariado para la prestación de servicios al partido. Aceptando el argumento del “cansancio” del voluntariado, mi intervención ante la Asamblea admitía que se podía reconocer esos servicios, y pagarlos, por medio de la firma de contratos. Eso conllevaría -manteniendo lo límites al cobro de la deuda política-, acceder a más recursos, ya que tendríamos más facturas y contratos para presentar en la liquidación por trabajo efectivamente realizado, que antes no se pagaba.

«A mi entender, era el momento de reconocer que el Partido no podía seguir dependiendo solo de la mística y el voluntariado, y que en adelante se tendrían que firmar contratos para pagar a quien así lo requiriera.

Sin ahondar demasiado en la condena del Partido, el exdiputado insistió en que no hay relación entre su disertación y las acciones delictivas que llevaron a dos partidarios a juicio.

«Las dificultades legales que ha enfrentado el PAC no tienen nada que ver con mis palabras ese día, ni con la contratación habitual de servicios que hace cualquier partido político en una campaña electoral.

«La condena al Partido se sustenta, de acuerdo con los tribunales, en que se firmaron contratos que se utilizaron para cobrar recursos al Estado sin que existiera una contraprestación de servicios o a que se firmaron contratos aun cuando la persona no tenía el deseo de cobrar por su trabajo», apuntó Solís.

En este enlace puede acceder a la publicación de Solís.


PulsoCR

Suscríbete al boletín de PulsoCR, y mantente enterado de las últimas noticias y los mejores artículos, a través de nuestro sitio web.

Esteban Mata /

Periodista, escritor y profesor de periodismo.

RESPUESTAS