Los 38 votos del Congreso del padre Sergio y el reclamo de Paola Vega

El sacerdote sabe que tiene amarrado el apoyo para la aprobación en el plenario del proyecto de ley que traspasa ¢162 millones de la JPS a la Asociación Obras del Espíritu Santo.


Mientras el padre Sergio Valverde habla, su compañero con el teclado pone música de fondo. La señal de Radio Fides y el Facebook Live de la Asociación está a full, y los comentarios reflejan bendiciones y peticiones de participar en la rifa de una canasta de víveres o chocolates.

El padre habla con humor. Se jacta del apoyo que recibe de los diputados y de cuando en cuando, imitando los quiebres de voz del finado Gorgojo, se «gloría en el señor», porque el Ministerio de Hacienda «nos felicitó» luego de una auditoría a petición de la diputada Paola Vega, la única que levanta la voz en el Congreso para cuestionarlo, y con un cuidado calculado, chotea la posición de la legisladora.

«Me llamaron 38 diputados», dice, mientras insiste en que el dinero debe ser aprobado aún por el plenario legislativo en dos debates.

«¿Cuánto cree que vale una tonelada de arroz?», el sacerdote asegura que, de acuerdo con números avalados por Deloitte (la firma asesora en tributación corporativa), los recursos apenas duran un par de meses.

El sacerdote sabe que tiene amarrado el apoyo para la aprobación en el plenario del proyecto de ley que traspasa ¢162 millones de la JPS a la Asociación Obras del Espíritu Santo.

Con el tiempo, el padre Sergio se ha vuelto un experto en trámites legislativos. Y Vega, como diputada, se ha vuelto experta en pelear en solitario algunas de sus peleas.

En la transmisión, el padre Sergio insiste en la transparencia de sus obras, en la fuerza de su movimiento y en el apoyo de los diputados que, empezando por los independientes cercanos al excandidato Fabricio Alvarado, y pasando por algunos del oficialismo y el PLN, prácticamente entregan al sacerdote un espacio de acción estatal para que sea ejercida por su asociación privada.

En los comentarios de su transmisión, su feligresía suplica por entrar en la rifa de la canasta de víveres.

El sacerdote relata las bondades de la Asociación Obras del Espíritu Santo, una organización que según el cura, beneficia a unas 100.000 personas, 70.000 de ellos niños. Una asociación que ya recibe donaciones de empresas privadas y del Estado y a la que los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos acordaron entregar ¢162 millones del próximo presupuesto.

El enojo de Vega pasa de lado en la Asamblea Legislativa. Los principales medios de comunicación se pliegan a sus actividades, así como un importante sector empresarial que le apoya y a quienes el sacerdote insiste en promocionar en sus programas, dadas las donaciones que le dan.

Lo mismo pasa con otras marcas y productos, que han encontrado una veta de trabajo social y proyección publicitaria en la caridad del cura que se promociona como un tipo jovial, cachetón y de bigotes.

Los reclamos de Vega

«No se valoró si ese dinero era prioritario para otras poblaciones como mujeres en violencia doméstica, adultos mayores, población con discapacidad u otros sectores» que puedan necesitar más que la ONG, insiste Vega, pero ella no puede pelear con el padre Sergio, quien canta con su pandereta las bendiciones de sus diputados amigos.

Vega denunció que los recursos se estarían concediendo sin ningún tipo de estudio técnico o investigación previa.

«Se le está dando ese monto a esta institución sin criterio y categorización de prioridades. Hoy, se destinan ¢162 millones a Obras del Espíritu Santo, que ya recibe más de ¢200 millones de fondos públicos y además, tiene serias denuncias de la Contraloría General de la República (CGR) y del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) por estos fondos».

Pero esto no le importa al padre Sergio que pandereta en mano, canta: «La iglesia me fascina, la eucaristía me da vida», y sigue contando sobre sus rifas y patrocinadores.

La molestia de la oficialista se genera luego que la comisión dictaminara afirmativamente el proyecto 21.423, que pretende dar el 0.5% de las utilidades de la Junta de Protección Social (JPS), a las obras del padre Sergio.

«Como diputados, creo que no podemos asignar un solo colón del erario público que no tenga una sola justificación: Es por eso que el presupuesto es tan riguroso. ¡Hay una gran contradicción de los diputados!: En el reglamento revisan el detalle de cada colón que se asigna al Estado, pero cuando se trata de regalar dinero a ONG de sus simpatías personales, ahí no está la misma rigurosidad», dice.

La diputada Paola Vega reclama mayor rigurosidad de los diputados frente al plan de gastos del sacerdote y la Asociación Obras del Espíritu Santo. Foto: El Periódicocr

Mientras escribo este artículo, escucho la transmisión del padre Sergio, quien se consume el tiempo con su programa de chistes, anécdotas, oraciones, rifas y saludos musicalizados, extendiendo sus felicitaciones a las empresas y diputados que lo apoyan.

Ahora el padre rifa chocolates, y luego imita a narradores de futbol, pone música de toros y se ríe con sus colaboradores. Hay que reconocerle al padre Sergio que monta el micrófono como todo un showman.

Canta: «Te quiero mamá, eres mi mamá», y sigue cantando.

En solitario, la diputada Paola Vega, del PAC, cuestiona que sus compañeros legisladores no se tomaron la molestia de realizar estudios técnicos sobre el destino del dinero que se daría a las obras del Padre Sergio, que tienen un motivante nombre: «Obras del Espíritu Santo», y es que, ¿quién se va a poner a cuestionar a Dios?

Estos recursos, anteriormente estaban dirigidos a otra organización: «Hogar Casa Tía Tere», un proyecto impulsado por el ahora candidato a regidor, exdiputado y exalcalde del PUSC, Jorge Rodríguez Araya.

El Hogar Casa Tía Tere fue un proyecto que fracasó a la luz de la administración irregular y del estancamiento del proyecto. La misma fue finalmente diluida este año por el Gobierno, y se le retiraron los recursos.

Pero como ni el poder ni el dinero conocen vacíos o falta de dueños, las Obras del padre Sergio y su lobby legislativo se encargaron de echar mano a los recursos.


PulsoCR

Suscríbete al boletín de PulsoCR, y mantente enterado de las últimas noticias y los mejores artículos, a través de nuestro sitio web.

Esteban Mata /

Periodista, escritor y profesor de periodismo. Cuenta con 20 años de experiencia en el medio; 15 de ellos, en la cobertura de temas políticos. Colaborador de medios internacionales y periodista radiofónico, se especializa en géneros como entrevista, crónica y reportaje.

RESPUESTAS