El tuit engañoso de @Abelinote en medio de su tormenta perfecta

Luego de mucho silencio y respuestas precipitadas a la prensa, Abelino Esquivel saltó a su Twitter para defenderse. El argumento de la defensa fue suficiente hasta que su partido político y el TSE lo desmintieron. Abelino es el autor de un tuit mentiroso.

El Tuit Mentiroso de Abelinote


Abelino Esquivel rechazó beneficiarse del dinero que sus asesores debían darle a su hermana. Sin embargo, el TSE y su partido lo desmintieron. Foto: Captura de Pantalla Twitter @Abelinote

Este lunes, el diputado Abelino Esquivel salió a los medios a rechazar las acusaciones de cobros indebidos en su contra. A pesar de los cuestionamientos de la prensa, la trama de @Abelinote, como se hace llamar en Twitter, iba tan perfecta como la de la primera temporada de la serie netflixiana La Casa de Papel.

Con la cara desencajada, el diputado repitió ese mensaje a los medios que dieron seguimiento al reportaje con el que PulsoCR denunció que el congresista limonense le quitaba parte de su salario a -al menos- tres asesores de su despacho.

Sin embargo, luego que el reportaje tomó la agenda mediática, el martes por la mañana el argumento, el objetivo y el cántico de la resistencia entonado en el artículo 44 del estatuto del Partido Renovación Costarricense (PRC) comenzaron a desafinanarse después del tuit mentiroso de @Abelinote, donde rechazó “rotundamente las afirmaciones en el sentido de que yo les he cobrado para mi beneficio personal algún porcentaje del salario de los denunciantes. Ellas daban un aporte al PRC, así consta”.

Esa era su trama, su coartada.

Pero las declaraciones -valientes por demás- de Shirley Marín, ahora exjefa de despacho; Joselyn Rodríguez, periodista; y el abogado Álvaro Oconitrillo tienen a Abelino Esquivel bajo investigación en el Ministerio Público y en el Tribunal Supremo de Elecciones.

Sin embargo, ese tuit; ese inofensivo, en teoría sincero, casi clemente y dirigido a toda su audiencia, fue desmentido en varias instancias, y su discurso se desmoronó en medio de cuestionamientos.

A @Abelinote, que este martes desapareció de la Asamblea Legislativa, se le esfumó su argumento amparado en el artículo 44 del estatuto de su partido, y quedó al desnudo ante los suyos, la prensa y quienes jamás creyeron en él.

Primero fue la tesorera del PRC, Mavis Calderón, quien dijo que el dinero de los asesores nunca entró a las cuentas partidiarias y luego fue el mismo Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), quien desmintió esos 194 caracteres plasmados en la web.

Ronald Chacón, jefe de Financiamientos de Partidos Políticos del TSE, confirmó que el dinero que Esquivel cobra desde, al menos, septiembre del año pasado no se registró ante el Tribual como aporte económico al partido.

Ahora Abelino deberá dejar atrás sus tuits, sus argumentos millenial -aunque no entre en ese último grupo- y deberá declarar ante la Fiscal General Emilia Navas y el Tribunal Supremo de Elecciones.

Ante la Fiscalía General tiene que defenderse de la investigación por el delito de concusión (cobros indebidos) y ante el TSE, de los castigos a los que se expone, previstos en el artículo 247 del Código Electoral, que establece de dos a cuatro años de prisión por contribuciones privadas o ilegales a un partido político.

Además, Abelino enfrentará una investigación de la Porcuraduría de la Ética, para saber si faltó al deber de Probidad. Tal cual solicitaron sus exasesores.

Después de su tuit, @Abelinote solo ha cosechado lo que sembró.

Ahora el misterio es: ¿cuál será el próximo tuit de Abelino Esquivel?


PulsoCR

Suscríbete al boletín de PulsoCR, y mantente enterado de las últimas noticias y los mejores artículos, a través de nuestro sitio web.

    Esteban Mora /

    Periodista de profesión, con fanatismo obsesivo por la fotografía, el diseño web y diseño gráfico. Cazador de historias por pasión.

    RESPUESTAS