El impuesto a los rico$: La propuesta de Franggi Nicolás

Franggi Nicolás (PLN) propone gravar con un impuesto solidario a las personas físicas que tengan un patrimonio superior a más de $2.5 millones y empresas o personas jurídicas que tengan más de $5 millones en activos.


Mediante un proyecto de ley, la diputada Franggi Nicolás (PLN) propone gravar con un impuesto solidario a las personas físicas que tengan un patrimonio superior a más de $2.5 millones y empresas o personas jurídicas que tengan más de $5 millones en activos.

A través de expediente 22.113, la liberacionista plantea taxar grandes capitales acumulados de las empresas y personas con el mayor poder adquisitivo, mediante un impuesto solidario de un 1% sobre el valor de su capital reportado en su última declaración de la renta ante la Administración Tributaria.

Dicho impuesto aplicará sobre el conjunto de activos, bienes muebles, bienes inmuebles, bienes intangibles, financieros y fideicomisos que posean las empresas y personas más acaudaladas del país

«Ante el momento crucial y de calamidad en que se encuentra nuestro país y el estado de desastre nacional en que ya estaba nuestra economía y que se ha acentuado por la pandemia del COVID-19, es ineludible que busquemos medidas excepcionales, que permitan generar los recursos necesarios para combatir la situación de crisis que hoy pone a nuestra economía en estado de coma. Para ello es indispensable promover que los sectores más fuertes y acaudalados de nuestra economía, que acuñan grandes fortunas y grandes capitales, hagan un esfuerzo extraordinario, para que tributen consecuentemente y así logren aportar solidariamente al resto de la sociedad, teniéndole la mano a aquéllos sectores vulnerables que hoy se encuentran con los pies al borde del precipicio», dijo.

Dicho gravamen aplicaría también para las personas físicas que no sean declarantes, pero que la suma de su patrimonio sea superior a $2.5 millones. Misma situación con personas jurídicas que no sean declarantes pero que la suma de su patrimonio sea superior a los $5 millones.

Adicionalmente, Nicolás plantea que los fondos recaudados sean destinados a distintos fines, tales como abonar a la deuda que tiene el Estado con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), «Bono Proteger», ayudas comunales y de desarrollo municipal y programas de movilidad laboral voluntaria- pensión anticipada voluntaria para funcionarios públicos, entre otros.

Quedarían exceptuadas del cobro del impuesto las organizaciones de economía social solidaria y por otra parte, las empresas u organizaciones podrían ver disminuida la tarifa, por el número de propietarios y trabajadores directos, en caso que ejecuten  inversión en proyectos afines al medio ambiente y de responsabilidad social que afecten positivamente a la comunidad o al territorio donde ejercen sus actividades.

«(…) Es claro que este llamado para que sea justo y potable a la sociedad, no puede ni debe excluir a quienes han acumulado más riqueza, que además deberían ser los llamados a aportar un mayor esfuerzo en comparación con la capacidades de otros ciudadanos», apuntó.

Llegó el momento para que LOS QUE TIENEN MÁS RIQUEZA y acumulan más capital, se solidaricen con Costa Rica contribuyendo al país con un IMPUESTO A LOS GRANDES CAPITALES, para hacerle frente a esta pandemia.El Señor Presidente de la República permanentemente insiste en que todos debemos aportar para salir de la crisis financiera que estamos viviendo; sin embargo, todas sus acciones han sido dirigidas a recargarle el costo de esta pandemia SOLAMENTE en los hombros de la clase media, la clase trabajadora y los más desprotegidos, SIN TOCAR ni pedirle ningún sacrificio ni aporte A LAS PERSONAS MÁS RICAS que han acumulado muchísimo dinero y que bien podrían estar aportando un impuesto solidario sobre su inmenso capital, para que de manera justa, podamos TODOS enfrentar los embates del COVID-19 con mayor facilidad.Es por esto que, como Diputada de la República, hoy presenté un proyecto de ley que lo que busca es GRAVAR LA RIQUEZA para que QUIENES TENGAN MÁS, APORTEN MÁS. Esta iniciativa gravaría a las personas físicas que tengan más de $2.5 millones acumulados en bienes o las personas jurídicas o empresas que tengan más de $5 millones acumulados en activos por medio de un impuesto solidario.Los recursos que se recauden tendrán destinos específicos para dotar de fondos al Bono Proteger, para invertir en proyectos de desarrollo comunal, de vivienda digna y de obra municipal, así como para pagar parte de la deuda de la Caja y pagar parte de la deuda interna y externa del país.Espero que este proyecto de ley llegue finalmente a ser Ley de la República y que el Presidente Carlos Alvarado, FINALMENTE entienda que en medio de esta crisis los sectores más fuertes y acaudalados de nuestra economía, son los primeros llamados a apoyar. Solo así lograremos balancear de manera JUSTA, el peso de esta pandemia.

Posted by Franggi Nicolás Diputada on Wednesday, 29 July 2020


PulsoCR

Suscríbete al boletín de PulsoCR, y mantente enterado de las últimas noticias y los mejores artículos, a través de nuestro sitio web.

RESPUESTAS