Opinión Ante el rechazo legislativo a la enseñanza de Derechos Humanos

"Nuestra querida Costa Rica no puede ser vandalizada de semejante manera por inescrupulosos, mediocres y enemigos de la patria"


Nada más desacertado para un país como Costa Rica que 26 diputados y diputadas se opongan a la enseñanza de los derechos humanos en nuestras escuelas y colegios.

Parece que a estas personas se les ha olvidado que nuestro país, históricamente, ha hecho de los principios y fundamentos de la doctrina de los derechos humanos su principal cimiento.

Es desafortunado, porque nuestra institucionalidad se ha levantado sobre el respeto y reconocimiento de esos derechos humanos y no en vano, nuestro país ha sido reconocido mundialmente como una República democrática y de derecho, sin olvidar que es la sede de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

No nos extraña que los prejuicios de los representantes religiosos se opongan, pero que diputados de las fracciones del PUSC y del PLN hayan sido promotores de esta decisión pone en evidencia la quiebra ideológica total de partidos que en el pasado fueron valuartes de esos mismos principios.

Estos, son tiempos muy difíciles para nuestro país, ciertamente, pero que no se crea que los movimientos sociales nos vamos a quedar inmóviles, pues nuestras luchas porque esos derechos humanos nos cubran a todas las personas habitantes de este país continua y posiblemente con más ahínco.

Nuestra querida Costa Rica no puede ser vandalizada de semejante manera por inescrupulosos, mediocres y enemigos de la patria, hoy evidenciados como nunca antes.

Organización Interseccional pro Derechos Humanos.

Firman:
Theidyl Arias, Mario Sabatini, Rodrigo Campos, Daniela Solano, Carol Freer, Marco Castillo, directivos.


PulsoCR

Suscríbete al boletín de PulsoCR, y mantente enterado de las últimas noticias y los mejores artículos, a través de nuestro sitio web.

PulsoCR /

Redacción del medio costarricense PulsoCR.com. Nacimos en 2018 para quedarnos en una era donde los medios olvidan estilos narrativos sumamente poderosos.

RESPUESTAS